Descargar en PDF Descargar PDF

Hola amigos, como muchos ya sabéis ni sigo agenda, ni ninguna planificación porque aunque lo intentara, me aburriría ya que las ideas se me ocurren cuando se me ocurren y si las voy dejando para la fecha más apropiada, acabo olvidándolas. Hay veces que hago manualidades de Navidad en verano y en esos casos puedo programarlas para estas fechas, pero otras veces me pasa como ahora, que las temáticas de otoño se va desplazando ya para dar paso a las navideñas en el mundo de los bloggers, pero heme aquí que no hago más que pensar en como hacer calabazas jajaja.

En fin, he hecho calabazas de todo tipo y con materiales muy diversos y le voy a dedicar un post a cada una de ellas, cuando termine, comenzaré con las manualidades de Navidad que me chiflan!!!! Aunque si puedo, como ahora comienza el fin de semana y hay puente, intercalaré manualidades navideñas que son mi pasión. Espero que las ideas y la creatividad fluyan para las manualidades de Navidad, como han fluido para hacer calabazas 😉

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Las calabazas que os traigo hoy, están realizadas con un material que he utilizado muy poco, mejor sería decir casi nada, en las manualidades. Sí que he experimentado con él, pero salvo eso, poco más. Estoy hablando de la espuma poliuretano. Hace unos días estuvimos en una gran superficie de bricolage y por la estantería vi que un bote de espuma no llegaba a los 3 euros, así que me dije que podía probar y no se cómo ya estaba en el carrito jejeje. Cuando llegué a casa ya era de noche y casi estuve a punto de estrenarla, pero mi marido me convenció a que esperase a la mañana siguiente, ya que la espuma suele secarse rápido y el tubo se obstruiría en poco tiempo, lo que no me permitiría continuar trabajando con la espuma. Así que una vez abierta a la mañana siguiente la gasté con experimentos y como era sábado, pude dedicarme a fondo a experimentar y a probar ideas. Unas salieron, como es el caso de estas calabazas, pero otras quedaron ahí en el cajón de los desastres. Eso sí, es un material bastante escandaloso en cuanto a sucio, si no tenéis cuidado y no os cuento cómo dejé todo. Esto me recuerda que haga aquí hincapié en:

Recomendaciones:

  1. Ponerse guantes
  2. Buscar una idumentaria de ropa a la que no le tengáis mucho aprecio, o bien la bata de manualidades.
  3. Proteger el suelo con papeles o plásticos.
  4. Si tenéis el pelo largo, mejor no llevarlo suelto si sois algo despistadas como yo.
  5. Otra cosa importante es buscar un lugar retringido para los animales 😉
  6. Una vez esparcida la espuma dejarla secar y no tocarla hasta que se seque
  7. Una vez seca, pueden ayudarnos los niños a pintarla y decorarla.

Bueno y una vez que os he puesto al día de la aventura del sábado pasado, os cuento cómo hice las calabazas 😉

Materiales:

  1. Espuma poliuretano.
  2. Lana
  3. Pegamento universal para plásticos
  4. Una tapa de conservas o algo plano donde echar la espuma, ya que luego servirá de base a la calabaza
  5. Pintura acrílica, utilicé pintura de manualidades en color naranja y pongo la foto
  6. Barniz al agual. Yo usé uno que tengo aquí que es satinado.
  7. Un tallo de alguna verdura o fruta. Yo utilicé la de los pimientos picantes, pero igual os queda bien con el de una cabeza de ajos, una de tomate… También depende del tamaño de la calabaza. Os dejo una foto de los tallos que usé yo:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Proceso:

Vamos a poner la espuma de poliuretano, (esta es la que usé yo porque era las más barata 😉 ) en una tapa de los botes de conservas.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Dependiendo de lo grande que sea la tapa y la cantidad de espuma que pongáis os saldrá la calabaza de diferente tamaño.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

A la hora de poner la espuma hay que tener en cuenta que esta aumenta considerablemente de tamaño. Así que antes de empezar, si no la habéis usado nunca, lo mejor es que experimentéis en papeles de publicidad o plásticos y veáis cómo con un poquito que pongáis, irá subiendo.

Cuando comencéis a poner la espuma en la tapa, lo mejor es que dejéis que la espuma sobresalga de la tapa y dejéis de echar para ver como os crece. La espuma la puse por la parte interior de la tapadera. Después esperamos a que la espuma se seque, o por lo menos la cara externa, lo mejor es que miréis los tiempos de secado del bote para poder hundir mejor la parte del centro. Sólo tendremos que presionar con el dedo:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Quedó así, y como véis recién seca podía moldearla un poco dando suavemente con la uña ya que quería darle relieve en los laterales, pero necesitaba algo más práctico, ya que la espuma tendía a volver a sus estado original:

Calabazas hechas con espuma poliuretano

De ahí que se me ocurrió moldearla con la ayuda de lana y fue genial!!!

Así que seguimos con el paso a paso:

A continuación haremos el relieve de la calabaza. En este caso utilicé lana (le puse un poco de tinte a la lana para que se marcara el dibujo durante el proceso y lo viérais mejor:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Lo hacemos varias veces hasta conseguir la forma que váis viendo:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Aquí ya está casi lista. Hay que presionar con fuerza, pero evitando que la lana corte la capa externa de la espuma de poliuretano. Por ese motivo elegí lana gorda o gruesa:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Como véis en esta calabaza en concreto hay unas 9 líneas hundidas:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Pintar espuma de poliuretano, os recomiendo estos consejos, ya que como no conocía este material hice unos cuantos experimentos y probé con diversos materiales desde pinturas al agua, hasta gesso y óleos y pinturas de pizarra o chalkboard paintCómo pintar espuma de poliuretano

Pintura al agua:

Ya sólo nos queda pintarlas, pero como suelo usar pinturas al agua, no es tan sencillo ya que hay veces que la espuma queda muy lisa e inflada como el plástico y otras veces se me quedó más porosa. Cuando era porosa no tuve problemas (como en estas calabazas) y con pintura universal para manualidades al agua, pude pintarla sin problemas, pero en los otros casos (otras manualidades que estoy haciendo con este material) recurrí a las siguientes técnicas:

Pintura al óleo o pinturas al aceite:

Quedó perfecta, aunque el secado tardó más. Cubrió muy bien y no salieron roales, di dos capas.

Una capa de gesso:

Para mi es la mejor opción y el resultado me gusta. Poner una capa de gesso sobre la superficie antes de poner la pintura y esperar el tiempo de secado. Con esta técnica me quedó perfecto

Pintura en Spray y esmaltes:

El problema de estas pinturas son los disolventes. Me decanté por el spray y el que yo tenía en casa le fue bien pero he leído que hay que tener cuidado con el disolvente que las componga porque puede disolver la espuma y recomiendan utilizarspray cuya base sea agua o que ponga H2O, pero ya os digo que yo usé spray normal y la prueba fue bien.

Pintura de pizarra:

Quedó perfecta la que utilicé y en la primera mano. Era bastante espesa.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Bueno, la cuestión es que experimentéis.

Cómo las pinté yo:

Yo tuve suerte con las calabazas y la pintura que utilicé es de la marca Z&T “pintura para manualidades” que compré en una superficie de “todo a 1 Euro”. En las recomendaciones no venía ni plástico, ni este material, pero quedó bien, supongo que porque las calabazas quedaron porosas, pero para el caso de que no quedara así, lo mejor desde mi punto de vista es la chalk paint, chalkboard paint o en español: pintura de tiza o pintura de pizarra.Como véis cubre bien esta pintura de manualidades que utilicé y en una primera mano:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

No se si en la foto anterior apreciáis la porosidad.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Cuando seque la parte del centro de la calabaza, le pegamos el tallo. Utilicé pegamento universal para plásticos:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Aquí tiene el tallo pegado y la calabaza está seca. Sólo queda barnizarla.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

La parte de abajo de la calabaza es la tapa del bote y aquí podéis pintarla también o bien pegarle fieltro para que no raye las superficies, en el caso que la pongáis en la mesa o algún mueble delicado.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Aquí están secas esperando el barniz. Me encantaron y ya están adjudicadas para mi cocina.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

BARNIZ:

El barniz que utilicé es este:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Barniz interior al agua, de secado rápido y satinado. Este lo compré para un mueble de madera que restauré y lleva en casa años porque gasto poco, ya que a veces utilizo la cola vilínica como barniz y protector, que es otra opción que tenéis 😉

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Merece la pena darle un toque de barniz porque le da un acabado perfecto. Os dejo aquí una foto sin barnizar y otra barnizada para que comparéis.

Sin barnizar:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Barnizada:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Con una capa generosa de barniz tendréis suficiente. El pincel que utilicé fue de tipo suave:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Para dejarlo secar, podéis ponerlos en algo estrecho y alto. Yo me serví de un tollo de cartón y de una lata que tenía a mano:

çCalabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Y luego ya es divertirse para ver cómo les sacaremos partido jijijiji.Os hice varias propuestas, ya sabéis que me encanta hacerles fotos a las manualidades.

Propuesta 1: Centro de mesa

Es una buena opción para decorar en otoño con hojas secas, semillas, castañas y rodajas de naranjas. Se hace rápido y es fácil de guardar cuando acabe la estación de otoño.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

La base podéis hacerla de cestería o de papel maché, pero si no queréis complicaros, podéis optar pon un platito sencillo de porcelana o cristal.

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

También me gustó para decorar mi botellero que me compré en el rastro por 2 €. Ahí ando dándole vueltas jejeje

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Aunque luego dándole esas vueltas me dije ¿Y si decoro unos botes de cocina con ellas? Así que en los próximos tutoriales las volveréis a ver 😉

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Y en el siguiente post tutorial, haremos una calabaza con la base de una botella y no la pintaremos quedando como la que véis en la foto:

Calabazas hechas con espuma poliuretano expandido

Espero que os haya gustado esta manualidad de cómo hacer calabazas de poliuretano para otoño.

Si os gusta este material os recomiendo este vídeo de Lola que es alucinante y hace una gruta maravillosa con espuma de poliuretano. Ella da color a la gruta de espuma justo cuando echa la espuma de esta manera: con un difusor pone agua con detergente de lavavajillas y a continuación tira arena de playa. Cuando seca, da color con spray. Si queréis ver el paso a paso es muy interesante, os dejo la primera parte:

Esta es la segunda parte:


Un beso a todos.

Gracias por leerme, vuestros comentarios y apoyo y por ayudarme a difundir, animándome con ello muchísimo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *